Cofradía de Jesús atado a la Columna

Hábito Cofradía de Jesús atado a la Columna
Medalla Cofradía de Jesús atado a la Columna

SEDE

Parroquia de San José

AÑO DE FUNDACIÓN

Erección Canónica 7 de julio de 1995.

HÁBITO Y VESTUARIO

Portantes: Túnica granate y tercerol y cíngulo blancos.

Penitentes y sección de instrumentos: Blanco en túnica, capirote y guantes, que se completa con capa y cíngulo granate

JUNTA DE GOBIERNO

Presidente: Ana Belen Andreu
Vicepresidente: Belen Artasona
Secretaria: Mª Jesús Coscojuela
Tesorero: Jose Vicente Salamero
Vocal Banda: Enrique Gran
Vocal Penitentes: Ana Nasarre Ger
Vocal Paso Cristo: Miguel A. Caracciolo
Vocal Paso Virgen: Ana Moreno
Vocal Actos Culto: José Luís Vizcarra
Consiliario: Rvdo. D. José Luis Nunes

COFRADÍA DE JESÚS ATADO A LA COLUMNA

Nuestra Cofradía podemos considerarla sucesora de la Cofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, conocida como Cofradía del Santo Cristo de la Columna, encontrando referencias de la misma en el libro de cuentas y actas que se conserva en el Archivo Diocesano. Esta Cofradía fue fundada en el año 1590 en el Convento de Santo Domingo de la Merced, donde permaneció hasta 1813, año que se trasladó al entonces Convento y hoy parroquia de San Francisco.

La Cofradía procesionaba con una talla de autor desconocido, considerada como una de las mejores obras de arte que ha tenido la Semana Santa barbastrense y de la que se conserva archivo fotográfico.

En el segundo libro de actas de la Cofradía de la Soledad que se conserva en el Archivo Diocesano y que comienza en el año 1776, se dice que esa Cofradía, desde 1803, tenía suscrita una concordia con la Cofradía de la Sangre de Cristo o del Sto. Cristo de la Columna.

Pocos datos podemos encontrar de la vida de la Cofradía en aquellos años.

Después del máximo esplendor de la Semana Santa de Barbastro en los años 30, la Cofradía, al igual que todas las existentes en la ciudad de Barbastro, interrumpió su vida en 1936, desapareciendo todos sus pasos y enseres, conservando archivo gráfico de la espectacular imagen de autor anónimo de Jesús Atado a la Columna.

Según las últimas investigaciones, deducidas por la aparición del libro de actas de la HERMANDAD DEL SANTO ENTIERRO, reorganizada después de la guerra civil de 1936, nos encontramos con los siguientes datos.

La hermandad del Santo Entierro se volvió a formar en febrero de 1944, a raíz de que, Don Elías Corvinos, adquiriera personalmente el Paso del Santo Sepulcro, que donó a esta hermandad.

Inmediatamente después de la Semana Santa de ese año 1944, en un acta de la hermandad, ya se da cuenta de las nuevas cofradías fundadas que son: Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santo Cristo de la Agonía, y Nuestro Padre Jesús Camino del Calvario (que este nombre iba a tener la Cofradía fundada por los Jóvenes de Acción Católica).

Así pues, se deduce que los Jóvenes de Acción Católica fundaron la Cofradía en 1944 y en Diciembre de 1945, según lo publicado en el Órgano del Consejo Diocesano de los Jóvenes de Acción Católica, «Semilla», llegan a un acuerdo con un prestigioso artista zaragozano a quien se encarga en firme la realización de el Paso de Jesús Atado a la Columna.

A pesar de tener intención, los Jóvenes de Acción Católica, no llegaron a establecer canónicamente su Cofradía.

En marzo de 1947 se publica en «Semilla» por los Jóvenes de Acción Católica de Barbastro, que ya han podido admirar el paso de su Cofradía, que figurará por primera vez en la procesión de la Semana Santa Barbastrense. La talla es obra del escultor zaragozano Francisco BRETÓN, y lo depositaron en la Parroquia de San Francisco.

Contamos con abundante documentación escrita de la publicación de Acción Católica “La Semilla” donde se relata la constitución de la Cofradía y la compra del Paso de Jesús Atado a la Columna.

Hasta el año 1957, nuestro Paso salió en procesión particular desde la Iglesia de San Francisco, en el Vía Crucis de la mañana del Viernes Santo, junto a los pasos del Descendimiento, el Sepulcro y la Soledad, hasta la S.I. Catedral. En el año 1958 el Paso se traslada a la Catedral, saliendo solo en la Procesión del Santo Entierro, hasta el año 1970. En el año 1971 se trasladó al convento de las Claras, saliendo en procesión, junto a los Pasos de Jesús Nazareno y la Verónica, la noche del Jueves Santo, durante dos años, 1971 y 1972. En el año 1972 se vuelve a trasladar a la Catedral y hasta el año 1985 sólo participó en la Procesión del Santo Entierro. A partir del año 1986 y hasta el año 1992, el Paso salía desde la Catedral, la noche del Jueves Santo, en la Procesión llamada del Encuentro, junto a la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno. A partir del año 1993 dejo de participar en la Procesión del Encuentro y sólo procesionaba en el Santo Entierro el día de Viernes Santo.

Durante estos años en la S.I. Catedral, nuestra imagen, con la peana incluida, se guardaba durante todo el año en un oscuro rincón, detrás del órgano.

Según comentarios realizados por antiguos miembros de las Cofradías de Barbastro, hasta la adquisición del Santo Cristo de la Agonía, salía en Procesión el Santo Cristo de los Milagros y con el nuevo paso adquirido, la peana que se utilizaba llevando esta imagen, se donó a los jóvenes de Acción Católica, para que la utilizarán para llevar nueva la imagen de Jesús Atado a la Columna. Esta pena es la que todavía se conserva interiormente, sometida a varias ampliaciones a lo largo de los años, hasta el año 2008.

Los penitentes vestían hábito formado por túnica blanca con vueltas verdes, y capirote y cíngulo verde y escudo de Acción Católica.

Tras un largo período de mera subsistencia, coincidente con el desinterés general por la Cofradías y la Semana Santa en particular, en la que la Semana Santa de Barbastro atraviesa momentos delicados, y en el que es de agradecer la colaboración de los Hermanos Vargas, que a través de su peluquería del Paseo del Coso, en las vísperas de Semana Santa, van captando portantes para el Paso, en el año 1991, las personas que entonces portan el paso y unas pocas más, entre los que se encuentra las familias Sánchez-Jimenez, Polo-Andréu y Torres-Ardanuy, reorganizan la Cofradía, que estaba desvinculada ya de los Jóvenes de Acción Católica y se dan pasos importantes para el buen funcionamiento de la misma.

El 30 de Marzo de 1992 en una reunión informal en la antigua Cafetería Argensola se nombra Presidente de la Cofradía a Joaquín Polo. Es esta una fecha importante ya que marca el inicio de la recuperación de nuestra Cofradía. Asisten a esa reunión entre otros el propio Joaquín Polo, Rafael Torres Brun, Ventura Bielsa, Angelita Jiménez, etc.

Se dan pasos importantes para el buen funcionamiento de la Cofradía.

La peana que hasta entonces se utilizaba, es sometida a una pequeña ampliación, cambiando su decoración exterior, fomentada por Joaquín Polo, que como anécdota, elige como elementos decorativos, los mismo que la cocina de su casa y realizada en la carpintería de los Hermanos Angulo. La carpintería de los Hermanos Angulo no sólo trabajaron magníficamente bien, con ganas y amor al detalle, si no que no cobraron nada, ni material, ni trabajo. Con un camión de la empresa Consdimaco se trasladaba el paso desde la Catedral a la Carpintería.

En la peana, más grande, los portantes pasan de ser 10 a 12.

Se colocan nuevos puntos de luz, cambiando los portavelas existentes en la parte frontal de la peana, por cuatro colocados en las esquinas. Se sustituyen los dos focos de camión existentes por una pequeña luz halógena oculta. Se cambia la decoración floral y se realizan nuevos faldones.

Se adoptó una nueva túnica de color crudo y de distinto corte que la anterior y la capa granate, que desde entonces nos caracteriza. Nuestra Cofradía fue una de las primeras en adoptar una capa como parte integrante de nuestro atuendo procesional.

Se produce un importante aumento del número de penitentes y empezamos a dar ejemplo de compostura procesional, tanto en la actitud (colocación, silencio…) como en atuendo (prohibición de procesionar con zapatillas de deporte, zapato, calcetín y pantalón negro).

A partir de entonces, cada penitente procesionó con un pesado cirio de cera blanca, que se apoyaba en el suelo durante las paradas. También en esto fuimos pioneros en Barbastro.

Todos estos cambios se plasmaron en las procesiones de los años 1992 y 1993. En 1994 ya estaban completamente asumidas y la Cofradía había completado el primer gran cambio desde su fundación.

Todo esto coincide con un nuevo interés por la Semana Santa en toda nuestra ciudad. Joaquín Polo, como presidente de la Cofradía de Jesús Atado a la Columna, se incorpora a las reuniones de la Junta Coordinadora, que entonces solamente organizaba las procesiones. Acompañan a Joaquin Polo, Rafael Torres Brun y Ventura Bielsa. Aportan muchas cosas al buen funcionamiento de la Semana Santa de nuestra ciudad, orden, silencio, vestimentas…que fueron asumidas por todos los miembros de la Junta Coordinadora, que entonces dirigia José Antonio Lacoma.

Una de las propuesta de Joaquín Polo en la Junta Coordinadora, fue el cartel de Semana Santa (1993). Se habló con el Ayuntamiento, que corrió con el coste del mismo (50.000 pesetas). Este primer cartel lo realizó la imprenta Hecho.

El cartel, distribuido por toda la ciudad, fue un importantísimo elemento en el auge de la Semana Santa de Barbastro, pues contribuyó a la percepción popular de que se trata de unos «días grandes», especiales, esperados y vividos por toda la ciudadanía.

En 1994, Joaquín Polo es trasladado en su trabajo a Estocolmo y deja la Cofradía.

En 1994 el Vicario general de la Diócesis convoca a todas las Cofradías de Barbastro para adaptar sus estatutos a la actual legislación eclesiástica y civil, lo que hace que la Cofradía se plantee acometer definitivamente su legalidad canónica. En esta ocasión solicitan su sede en la nueva Parroquia de San José donde, con gran alegría para todos, la Cofradía es favorablemente recibida y acogida, por su Párroco D. Joaquín Subías.

El día 3 de abril de 1995 se celebra una Asamblea General, en la Parroquia de San José, donde se acuerda solicitar al Sr. Obispo la erección canónica de la Cofradía y la aprobación de sus estatutos. La actual Cofradía de Jesús Atado a la Columna, se erige canónicamente en la Parroquia de San José, el 7 de julio de 1995, siendo nombrada presidenta de la Cofradía Dña. Rosa Mª Güetas, Vicepresidente, D. Rafael Torres Brun, Tesorero, D. Buenaventura Bielsa Cosculluela y Secretario, D. Rafael Torres Ardanuy.
Es nombrado consiliario de la Cofradía, el párroco de San José, D. Joaquín Subías.

El habito que se adopta es blanco en túnica, capirote y guantes, que se completa con capa y cíngulo granate. Los portantes del paso diferencian sus hábitos con túnica granate y tercerol y cíngulo blancos; no llevan capa.

En 1998, a iniciativa de Carmelo Coscojuela y José Antonio Clavería, se crea la sección de instrumentos que viste el hábito de los penitentes con tercerol blanco, aunque este primer año, no llevan capa. Once miembros forman parte de la misma: Carmelo Coscojuela y José Antonio Clavería como promotores de la misma, Esmeralda Veites, Quique Gran, Mariano Pueyo, Francisco Mur, Javier Giral, Joaquín Abad, Jesús Lisa, Víctor Ballarín y Juan LLeida.

En este año, 1998, al contar con una sección de instrumentos propia, se realiza, por primera vez la procesión particular, que más tarde se llamó de la «flagelación», desde las inmediaciones de la casa Amparo, a donde se trasladó el Paso desde la S.I. Catedral el mismo día de la Procesión, hasta la S.I. Catedral, el día de Jueves Santo.

En el año 1999 se traslada el Paso desde la Catedral hasta la capilla de Ntra. Sra. de Belen, en la Av. del Beato Josemaria, en las viviendas de la Cooperativa, desde donde salimos en Procesión la noche del Jueves Santo y una vez terminada la Procesión del Santo Entierro del Viernes Santo, realizamos nuestra Procesión del Silencio, trasladando el Paso de nuevo a dicha Capilla, donde queda expuesto al culto durante todo el año.

En el año 2000 se realiza una restauración importante en la talla, intentando subsanar los defectos que a lo largo de los últimos 50 años había causado la humedad y la nula conservación, acrecentados por su exposición en la capilla de Ntra. Sra. de Belen. A su vez se renueva la peana creando una nueva en la Carpintería Soler, aprovechando la existente como superior, que todavía mantiene en su interior la peana original, del año 1940 y creando una nueva inferior, quedando mucho más amplia, para portantes, que realza de manera importante la imagen de Jesús Atado a la Columna.

En ese año, volvemos a realizar nuestra Procesión particular en la noche del Jueves Santo desde la Parroquia de San José, en la calle de Juan de Lanuza, donde a partir de ese momento queda expuesta al culto la talla de Jesús Artado a la Columna, guardándose la peana en un local de un edificio próximo de Construcciones Guillen.

IMÁGENES DE LA COFRADÍA

Capirotes Semana Santa